• Sentir San Albano
  • Sentir San Albano
  • Sentir San Albano
  • Sentir San Albano
  • Sentir San Albano
  • Sentir San Albano
Jueves, 31 de Diciembre de 2015 22:53

Homenaje a 10 años de un logro histórico

por  Agustín Monguillot
Homenaje a 10 años de un logro histórico Fotos: Alejandro Álvarez Comotti

En 2005, San Albano hacía lo que parecía imposible y sorprendía al rugby argentino clasificándose al URBA Top 14. A 10 años de aquella hazaña, tres referentes recuerdan a aquel equipo que de la mano del Caña Varela hizo historia grande.  

El mejor equipo de la historia del Club

Por Gonzalo Álvarez Comotti (*)

comotti

Me acuerdo cuando el Caña llegó en el 2000. Éramos 20 jugadores y en ese momento nos prometió que en 3 años íbamos a jugar en Primera, cuando nosotros estábamos jugando abajo. Fue lo que sucedió, ascendimos en 2002 y ahí había una energía positiva, una suma de variables que lo convirtieron en un equipazo.

No recuerdo un equipo como ese. Con muy buenos jugadores en todas las líneas, tanto en la línea como en los forwards. Recuerdo a Marroc (Mariano Di Roco), Marce Pellandini, por donde mirabas tenías buenos jugadores. En 2005 se armó un equipo muy bueno, supercompetitivo y con recambio, que es lo que nos ayudó mucho.

Cuando se sorteó la zona, recuerdo que teníamos esa seguidilla terrible de Alumni, Hindú y CASI. Antes de esos tres partidos, nos juntó el Caña en el palco un martes para una reunión medio secreta con los jugadores de Primera. Nos convenció que esos tres partidos los íbamos a poder ganar y no me preguntes cómo, pero nos convenció.

El primero fue el batacazo, ganamos el segundo con un orgullo terrible y el tercero al CASI en el club, que después termina siendo campeón. Imaginate que el Caña, con todo lo que representaba para el CASI, le ganó con San Albano.

Caa

Nos metimos entre los grandes y salió en todas las notas. Recuerdo una que salió en todos lados: “El mata gigantes”.  Si ves la formación uno por uno, va a ser tal vez el mejor equipo de la historia del club. Ojalá aparezca alguno mejor, aunque es difícil.

En la primera línea estaba Pepacho y el Gordo López, los dos mejores pilares de la historia del club, y Andi De Benedetti como hooker. En la segunda línea tenías a Nacho Deregibus y Marito Castany, dos pibes que venían de jugar en el Menores de 23 en Buenos Aires y que medían dos metros. La tercera línea estaba Marroc, que ese mismo año terminó jugando en el seleccionado de la URBA; Pepe Perelman, que era un asesino serial y terminó siendo capitán, y Boqui, que ya sabemos su historia como uno de los mejores terceras de la historia del club.

Afuera tenías unos tres cuartos que eran cosa seria. De medio scrum rotaban Juan Pablo Herrera y el Ficha Fontan. Estaba Marce Pellandini, que había jugado en los Pumitas y era un crack de todo nivel. Los centros éramos Gonza Costa y yo, que nos matábamos a palos con todo el mundo. Un wing era Charlie Elder, que terminó en los Pumas 7, y el otro mi hermano Ale, que la rompió toda e hizo como 8 tries. De fullback estaba Ger Vidal, un histórico. Era una cosa terrible.

*El Duro fue el capitán de ese plantel que hizo historia en el club. Un back capaz de encontrar espacios insólitos y hacer jugar a sus compañeros, pero cuando había que defender le ponía un cerrojo al centro de la cancha.

Tocar el cielo con las manos

Por Mariano Di Roco (*)

marroc

Fue como tocar el cielo con las manos. Nos propusimos ese objetivo de llegar al Top 14, lo conseguimos y se dieron un montón de cosas.

La conjunción de varias camadas con un mismo objetivo, entrenándonos muchísimos, dedicándonos casi 100% al rugby. El aporte del Caña Varela, que significó un cambio de paradigma en cuanto al concepto de rugby y cómo afrontar los partidos contra los grandes equipos, cosa que no habíamos podido hacer.

Era un plantel unido, con las mismas ganas y el mismo objetivo. No estábamos solos, sino que todo el club estaba atrás encaminado, apuntalando el esfuerzo de 25 personas que se brindaban y divertían al 100% adentro de la cancha. Llegaron esas victorias contra grandes equipos como Alumni, Hindú y CASI. Fue el punto máximo como el club.

Hubo dos partidos. La primer avez que le ganamos a Alumni, antes del 2005, significó un cambio de mentalidad para el equipo. El partido en Corimayo con el CASI fue el sumum de todo porque el equipo jugó bien, se transmitió por ESPN y además nuestro club estaba creciendo mucho en lo social. Se dieron todas las cosas y eso decantó en el pasaje al Top 14.

El Caña fue el mentor de esta locura. Era  un tipo que había entrenado al CASI y un jugador con mucha historia, peso y carácter. Vino al club sin conocer a nadie y nos propuso que en tres cuatro años estaríamos jugando en Primera, cuando nunca habíamos podido dar ese salto. Lo logramos y con merecimientos, jugándole de igual a igual a los más grandes.

Hindu

Pero así como el Caña fue quién lo llevó adelante, también estuvo el grupo, compuesto por una conjunción de todas camadas chicas. En mi caso, siendo uno de los jugadores más grandes.  Queríamos sacar al club adelante y nos hicimos la promesa de llegar al Top 14. Éramos un grupo unido y la verdad que no sólo se vio adentro de la cancha sino también afuera.

Hubo un momento único. Después de un entrenamiento, antes del partido con Hindú, nos juntamos en un palco que había entre las canchas 1 y 2. Éramos quince jugadores, todos juntitos, hacía mucho frío y teníamos al Caña hablándonos que ciertos momentos son únicos e irrepetibles. Nos pidió que pusiéramos todo porque ese tipo de partido no se iba a volver a dar y la verdad que entramos a la cancha a jugarlo así. Lo ganamos, sabiendo que fuimos protagonistas de esa historia.

Fue un equipo que tenía mucho fuego sagrado. Creo en la mística sobre los equipos que hacen historia y nosotros nos basamos en el respeto, la actitud y las ganas. Siempre fuimos guerreros y siempre íbamos por más.

*Marroc fue un referente de aquel equipo y también capitán, que luego le cedió al Duro Comotti. Un tercera línea impresionante, considerados por muchos como el mejor jugador de la historia de San Albano

La revolución de la unión

Por Gabriel Iperione (*)

boqui

El equipo tuvo iniciativa y ganas de cambiar el rumbo del club. Fueron terribles las ganas que le pusimos durante los años que nos acompañó el Caña, sobre todo los primeros.

Como anécdota de este año, rescato esos tres partidos ganamos a Alumni, CASI e Hindú. Fueron los mejores que se jugaron  y es el único televisado en el club, con el CASI. Fue algo increíble de ese año.

Otra cosa que noto es que todos los equipos del plantel estaban unidos al 100 por 100. No interesaba quién jugaba en la Preintermedia A, B o Intermedia, éramos completamente unidos con un mismo fin: asentarnos en Primera, terminar lo más arriba posible y estábamos todos mentalizados en eso. Había mucho compromiso y obtuvimos muy buenos resultados.

ronsa

El mejor partido de esa trilogía fue el del CASI. Se jugó en la cancha 1 del club, era completamente nuevo para ellos venir a jugar al club y ganarles en el último momento y mantener con un scrum al final fue impresionante. 

El Caña nos metió en la cabeza la ambición de ganar, las ganas de ir para delante y nos llenó la cabeza de que éramos loes mejores. Nosotros salíamos confiados y fue así como obtuvimos tan buenos resultados.

No era sólo un equipo. Era un plantel bien armado y coordinado entre jugadores, entrenadores, preparadores físicos… Fue un cambio, una revolución donde la unión nos llevó a ese éxito.

*Boqui fue otro miembro de ese temible pack de forwards del 2005. Un tercera línea con una agresividad impresionante, dueño de un tackle descomunal. Además, Boqui participó del equipo de San Albano que repitió la hazaña del Top 14 en 2011, año en que se retiró.

Dejar comentario

main_sponsors_2013
Estas aqui:Inicio>Noticias>Rugby>Homenaje a 10 años de un logro histórico